Bienvenid@ al Sitio Oficial del profeta y pastor Starlin Sánchez, Movido en los 5 dones de ministerios del Espíritu Santo, Síguenos diario a las 9:15 de la noche hora dominicana por Facebook Live, con el programa profético La Verdad Prevalece, el programa de los que aman la Verdad! Revelacionprofetica.com Una Página Diferente! Visitamos en la Calle Castillo #146, casi esq. Gastón Fernando Deligne, San Francisco de Macoris, Rep. Dom., Iglesia Apostólica y Profética de Jesucristo, Efesios 2:20, Predicando con el ejemplo!

A DIOS SEA LA GLORIA!

A DIOS SEA LA GLORIA!

SIGUENOS DIARIO POR FACEBOOK LIVE

SIGUENOS DIARIO POR FACEBOOK LIVE

"La Ley y los profetas eran hasta Juan"

COMPARTE»»

Para hacer un estudio veraz y eficaz de las sagradas escrituras, debemos siempre de tomar en cuenta algunos principios de interpretación o de hermenéutica.

La Biblia no se contradice, no podemos tomar un verso y enseñar algo y declararlo sin tomar en cuenta otro verso o varios que nos pueden ayudar a través de una comparación a una conclusión segura y confiable.

Desde Génesis hasta Apocalipsis la Biblia tiene una relación y concordancia perfecta.

Aún cuando todos los libros fueron escritos en diferentes épocas y dispensaciones y por diferentes escritores, la biblia tiene una exactitud que confirma lo que es la veracidad de la revelada palabra de Dios.

Muchos religiosos y personas ciegas espiritualmente, mal interpretan las sagradas escrituras porque en realidad la acomodan a su manera y porque abusan al estrangular la revelación de Dios sacando siempre un texto de un contexto para convertirlo en un “pretexto”.

A continuación vamos a analizar un texto que ha sido muy mal usado y muy mal interpretado por muchos que orgullosamente y prejuiciadamente se oponen al ministerio profético que siempre ha sido, aunque muy usado por Dios a través de la historia, también ha sido muy perseguido y atacado, y esto, también por “pastores”, “lideres” religiosos y “creyentes” que sin ningún tipo de revelación, juzgan y hablan lo que no entienden ni aceptan porque no les conviene.

El cumplimiento de las profecías del A.T. en Cristo es una de las evidencias más fuertes a favor de la autoridad e inspiración divinas de la Biblia.

La expresión “La ley y los profetas” se refiere a los escritos del A.T. divididos en dos categorías.

La Ley es el pentateuco, y los profetas el resto de las escrituras, las escrituras más frecuente, y vigente hasta hoy en la biblia hebrea, (el A.T.) es una división triple: La ley de moisés, los profetas y los salmos. (Lc 24:44).

En tal caso, “los profetas” incluyen los libros históricos, y los libros proféticos, y los “salmos” comprenden no solo el libro de este nombre, sino también otros libros poéticos y sapienciales (Job, Proverbios, Eclesiastés, y Cantares).

Verso Bíblico:

La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él. Lc 16:16

"Hasta la época de Juan el Bautista, la gente ha tenido que obedecer la Ley y la enseñanza de los Profetas. Desde entonces, se anuncian las buenas noticias del reino de Dios, y todos luchan por entrar en él”. Lc 16:16 (Biblia lenguaje sencillo).

Hasta que Juan el Bautista comenzó a predicar, la ley y los escritos de los profetas tenían plena vigencia. Pero Juan anunció al mundo la buena noticia de la venida del reino de Dios, y desde entonces todos le hacen violencia. (CST-IBS).

O sea, la expresión “la ley y los profetas” se refiere a las enseñanzas y escritos de Moisés o del pentateuco así como a las enseñanzas o escritos de los profetas.

Es decir, todo lo que está escrito hasta Juan (quien preparó el camino), habla o profetiza sobre el acontecimiento clave para la salvación que es el nacimiento de Jesús el salvador.

Observemos a Jesús haciendo uso de la misma expresión “la ley y los profetas”:

No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Mt 5:17

Es decir, aquí Jesús está diciendo “no piensen que yo estoy en contra de las enseñanzas o escritos de Moisés o de los profetas.

Jesús no comprendía como los escribas y fariseos profesando ser seguidores y creyentes en Moisés y Abraham, podían entonces odiarlo a Él.

Así mismo, yo no comprendo como hoy en día, muchos profesando ser seguidores de Cristo, se oponen a la voluntad soberana de Dios y a los mismos ministerios que Dios en su perfecta voluntad ha establecido y quiere usar y levantar para su gloria.

En un sinnúmero de situaciones más Jesús se refirió a las enseñanzas o escritos de Moisés y de los profetas, veamos:

De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas. Mt 22: 40.

Claramente podemos entender que Jesús está diciendo “de estos dos mandamientos” depende todas las enseñanzas o escritos de Moisés y de los profetas.

También el apóstol Pablo hizo uso de esta expresión “la ley y los profetas”, veamos:

Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas. Hch 24:14.

Lo que Pablo está afirmando es que él creía ciegamente a las enseñanzas o escritos de Moisés y de los profetas.

En ningún momento Pablo está en contra, ni tampoco Jesús, del ministerio profético, al contrario, hay un sinnúmero de ejemplos bíblicos en los cuales ambos confirman este ministerio.

Para contradecir la herejía de los que mal interpretan este verso de Lucas 16:16 y la expresión “la ley y los profetas”, aquí les dejo algunos de los ejemplos que nos muestran que realmente este verso es simplemente una víctima más de la tergiversación y de la mala interpretación:

El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá. Mt 10:41

Mas Jesús les decía: No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes, y en su casa. Mc 6.4

Por eso la sabiduría de Dios también dijo: Les enviaré profetas y apóstoles; y de ellos, a unos matarán y a otros perseguirán. Lc 11:49

En aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquía. Hch 11:27

Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo. Hch 13:1

Y Judas y Silas, como ellos también eran profetas, consolaron y confirmaron a los hermanos con abundancia de palabras. Hch 15:32

Y permaneciendo nosotros allí algunos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo. Hch 21:10

Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. 1 Co 12:28

¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? 1Co 12:29

Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. 1 Co 14:29

Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas.1 Co 14:32

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros. Ef 4:11

Todos estos últimos ejemplos, principalmente los que se encuentran en el libro de hechos y 1 Corintios, están en el nuevo testamento, después de la muerte de Juan el Bautista y se refieren a la iglesia constituida después de la muerte, resurrección y ascensión de Jesús al cielo.

De Notar:

Siempre los que están en contra de los demás ministerios dentro del cuerpo de Cristo son "pastores" o aduladores alcahuetes de "pastores", que no saben lo que significa el cuerpo de Cristo sin la presencia o manifestación de lo apostólico y lo profético.

Al Cristo referirse a "falsos profetas"; es porque habemos verdaderos profetas, como en todo tiempo Dios siempre se ha provisto de instrumentos de Él para cumplir su propósito y para traer su voz.

Aunque en verdad hay muchos libertinos, lobos rapaces y mercaderes que hoy usurpan los ministerios y los dones espirituales, predicadores de la falsa prosperidad, del  "kindom now" (el reyno ahora) y del G-12, esto no quiere decir que todos somos iguales o que hoy solo hay "pastores" y mucho menos pedestalizados, esto es catolicismo romano disfrazado de evangelio.

Pero repito, todos los que mutilan el cuerpo de Cristo, en este caso los ministerios y dones espirituales, están en contra de esto...

No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, 

El cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica. 

Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, 

¿Cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? 

Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. 

Porque aun lo que fue glorioso, no es glorioso en este respecto, en comparación con la gloria más eminente. 

Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso será lo que permanece. 2 Co 3:5-11

Continuará...






0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More